Langosta Blanca

Su hábitat son los fondos rocosos en profundidades entre 20 y 60 metros, y en invierno migra descendiendo a impresionantes profundidades.

Son peregrinaciones en fila, en las que la langosta que va detrás va protegiéndole el abdomen con las antenas a la que la precede. Estas antenas le sirven de radar además de instrumento de defensa.

Como la mayoría de los crustáceos, es de hábitos nocturnos alimentándose de pequeños peces, crustáceos, moluscos. Durante el día permanecen resguardadas en las rocas, protegiendo el abdomen, su parte más vulnerable.

No dispone de pinzas como el bogavante para triturar los alimentos, por lo que tiene que escoger alimentos blandos.

La langosta va creciendo con varias mudas del caparazón. En este momento de la muda es cuando es más vulnerable. A los 4 años alcanzan su madurez sexual con unos 20 cm. Los ejemplares adultos pueden llegar a medir 40 cm y hasta 7 Kg de peso.

COCINAR LANGOSTA BLANCA

Es aconsejable matar el marisco previamente para que así, al contacto con el agua hirviendo, no suelte las patas. Hay varios modos: con agua fría con hielo, con agua templada o, si se quiere hacer más rápido, aplicando un chorrito de vinagre en su boca.

Se puede también cocinar en vivo; para ello debemos introducirla en la olla cuando todavía está el agua fría y ponerla luego a hervir muy lentamente hasta que esté totalmente muerta y entonces dar fuego fuerte hasta que hierva.

Siempre debe ponerse el agua suficiente para que cubra completamente el marisco a cocer y no cocerlo menos tiempo de lo recomendado porque hará que su interior se torne de color negruzco dando así una mala presencia visual. Si no se dispusiese de agua de mar se añadirá  sal al gusto. Se calcula, por norma, unos 70 gramos de sal por litro de agua. Cuando el agua esté hirviendo se introduce y se empieza a contar una vez rompe a hervir de nuevo con el marisco dentro .

Tamaño y Tiempos de cocción:
                                                           De  0.5 Kg  a  0.8 Kg  = 18 minutos              De 0.850 Kg a 1.2 Kg = 20 minutos

                                                           De 1.250 Kg a 1.6 Kg = 25 minutos              De  1.7 Kg  a  2.5 Kg  = 30 minutos

Centollo

El centollo es un crustáceo cuyo caparazón es triangular por delante y casi redondo por la zona de atrás. Está cubierto de una especie de espinas, en las cuales se fijan algas, esponjas, etc. que utiliza para camuflarse. En el borde delantero presenta dos pinchos más fuertes. Posee cinco pares de patas duras y largas.

Proviene principalmente de la costa marroquí. Su color es rojo pálido, las patas son cortas y las uñas afiladas.

COCINAR CENTOLLO

Es aconsejable comer el centollo cocida para descubrir sus intensos sabores.

Según los tamaños los tiempos de cocción del centollo son:

- Centollo Mediano cocción 18 minutos

- Centollo Grande cocción 20 minutos

Buey de Mar

Se trata de un cangrejo de mar enorme y blindado. De color rojo pardo, contorno ovalado y armado de dos poderosísimas pinzas.

El Buey de mar es un crustáceo decápodo de gran tamaño, cuerpo ovalado y liso, más ancho que largo y de color marrón rojizo. Tiene dos fuertes pinzas en su primer par de patas, y su peso habitual oscila entre los 500 y 1500 gramos, si bien puede llegar a sobrepasar los 3 kilos. El abdomen de los machos es menos abultado que el de las hembras, pero sus pinzas son mucho más grandes.

Las hembras suelen tener huevas que es el llamado "coral", y los machos tienen las patas más grandes y un sabor mucho más intenso y sabroso que las hembras.

COCINAR BUEY DE MAR

El buey de mar, como la mayoría del marisco de Galicia, es muy aconsejable comerlo cocido para descubrir sus intensos sabores.

El tiempo de cocción sería:

- Buey 800-1200 gramos: 20 minutos

Percebes

El percebe es un crustáceo singular tanto en su forma como en su biología y en su comportamiento ante el medio. Se fijan en superficies sólidas utilizando la denominada “glándula del cemento". Si las circunstancias son favorables, los percebes consiguen en tan sólo seis meses el tamaño comercial (al menos cinco centímetros de longitud y dos y medio de diámetro).

Las dimensiones del percebe varían según su ubicación.

COCINAR PERCEBES

La forma por excelencia de cocinar los percebes es sin duda alguna cocidos con sal o en agua de mar. Cuando el agua está hirviendo se introducen los percebes y cual vuelva a hervir contamos medio minuto y los sacamos tapándolos con un paño para que templen.

Nécora

Las nécoras se pueden comer tanto fráis como calientes, todo depende de cómo las prefiráis. También hay gente que las parte por la mitad y aprovecha para servirlas con un exquisito arroz. De todos modos, la manera de comer nécoras que a nosotros más nos gusta es con una cerveza bien fría en casa, con nuestros seres queridos y como antesala a nueva buena comida.

COCINAR NÉCORA

La nécora es recomendable comerla cocida para descubrir sus intensos sabores. Para cocer un kilo de nécoras necesitarás una olla con 5 litrosde agua, si no disponemos de agua de mar, se recomienda añadir unos 60-70 gr de sal por cada litro de agua. Tras esto, ponemos la olla a hervir. Cuando el agua comience a hervir se introduce la nécora. No se empezará a contar el tiempo hasta que el agua vuelva a hervir.

Según los tamaños los tiempos de cocción de la Nécora son:

- Nécoras Medianas cocción 5 minutos

- Nécoras Grandes cocción 6 minutos

Bogavante Nacional

El Bogavante Nacional es uno de los más exquisitos mariscos de nuestras costas. Fácilmente identificable por el color ligeramente azulado de su cola.

Se trata de un crustáceo decápodo de cuerpo robusto, alargado y de coloraciones verdosas, marrones, negras o azules. Poseen un par de pinzas desiguales, grandes y fuertes, que utilizan para cortar y comer; una suele ser más grande y pesada, para aplastar, y la otra la utilizan para morder. En la cabeza tienen dos pares de antenas de un color rojo intenso, el tronco es liso, el abdomen con siete anillos y la cola en forma de abanico.

Hay muchas recetas con bogavante como ingrediente principal, pero quizás la forma de preparación más sencilla es bogavante cocido, o bogavante a la plancha. Una forma de preparación más elaborada pero también fácil de hacer sería bogavante con arroz, o caldereta de bogavante.

Langosta

Las langostas viven en aguas poco profundas hasta que, al alcanzar el estado adulto, descienden a fondos rocosos, su hábitat preferido.

Su aspecto es parecido al del bogavante, del que difiere por su caparazón espinoso y su primer par de patas, que en la langosta no aparecen transformadas en pinzas. El color anaranjado o verde rojizo del animal se transforma en rojo intenso al ser cocido, como ocurre con la mayoría de los crustáceos.

La captura de la Langosta se lleva a cabo por medio de nasas artesanales langosteras cebadas con peces y situadas en las rocas que esta frecuenta.

COCINAR LANGOSTA

La langosta cocida es una de las maneras más sencillas y que nos permite descubrir su intenso sabor. El primer paso será llenar una olla grande con, aproximadamente, unos 5 litrosde agua para cocer un kilo de langosta. Si no disponemos de agua de mar, se recomienda añadir unos 60-70 gr de sal por cada litro de agua. Tras esto, ponemos la olla a hervir. Cuando el agua comience a hervir se introduce la langosta en la olla. No se empezará a contar el tiempo hasta que el agua vuelva a hervir.

Para una langosta de este tamaño el tiempo de cocción es de: 22 minutos.

1 cucharada sopera de sal fina son unos 14-18 gramos

1 cucharada sopera de sal gorda son unos 20-25 gramos

Viveros La Vega
Polígono Industrial La Vega, Nave 320. Tarifa 11380. Cádiz. España.
Tel.: 956 68 33 30 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Diseño: Grupo Todo Tarifa
Copyright © 2018 Viveros La Vega

Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Ver política